La televisión argentina de cara a los Emmy Internacionales

Posted by on oct 14, 2012 in Noticias, TELEVISIÓN | Comentarios desactivados

La televisión argentina de cara a los Emmy Internacionales

Representantes de cuatro de los cinco programas argentinos que alcanzaron seis nominaciones a los premios Emmy Internacional que se darán el 19 de noviembre en Nueva York, destacaron la importancia de que producciones locales cobren notoriedad en las pantallas internacionales.

La lista de actores y ciclos locales que aspiran a la 40ma. edición de estos prestigiosos lauros, es encabezada por Darío Grandinetti y Cristina Banegas, protagonistas de dos de los capítulos del multipremiado unitario “Televisión por la Inclusión” que la productora ON TV emitió a través de Canal 9.

La también muy premiada serie de Pol-Ka “El puntero”, en la que Julio Chávez, Rodrigo de la Serna, Gabriela Toscano y Luis Luque asumían la problemática social y política en zonas marginales, y que El Trece ofreció en 2011, integra la nómina de los mejores dramas.

Ya desde el cable, la primera temporada de “Mentira la verdad”, de Mulata Films, que el filósofo y docente Darío Sztajnszrajber propuso a través de Encuentro (este año puede verse su segunda vuelta), aparece en el rubro cultural-educativo.

Entre los documentales se incluyó a la producción argentina de Anima Films para The History Channel “El escape de Hitler”, que procura desentrañar qué ocurrió con el líder nazi y, a la hora de los programas para niños, se anotó el espacio ficcional-musical “El jardín de Clarilú”, realizado en Argentina para Disney Latino.

Bernarda Llorente, una de las responsables de la productora ON TV, remarcó que la nominación a los Premios Emmy de Darío Grandinetti y Cristina Banegas por su participación en “Televisión por la Inclusión” está “hablando de un cambio de paradigma a nivel mundial”.

“Es muy importante que este tipo de productos, que gracias a la política del Incaa han podido estar en la pantalla, sean reconocidos, porque además de dar lugar a muchas más ficciones, dan cuenta que tienen un estándar de calidad que les permiten ser reconocidas internacionalmente”, ponderó Llorente en charla con Télam.

La productora que comparte tareas con Claudio Villarruel, destacó el criterio que rige a los premios Emmy porque “lo que nos parece excepcional es que los Emmy buscan productos que los impacten desde algún lugar: ya sea por la originalidad o las temáticas”.
“Ellos -insistió- no premian productos estándares, sino que buscan algún diferencial y que nominen a `Televisión por la Inclusión` no es una casualidad”.

Llorente-Villarruel fueron hacedores de “Televisión por la Identidad” que en 2008 ganó en el rubro “Miniserie de televisión” y que se convirtió en el primer ganador de un Emmy entre programas de habla hispana.

“Sentimos que desde entonces se empezó a abrir un camino para la tele latinoamericana y argentina, que favoreció a que hoy haya más nominaciones al Emmy”, reflexionó.

Desde una mirada local, Llorente sostuvo que “el hecho de que hoy los argentinos seamos competitivos habla del cambio de paradigma, no solo local sino a nivel a mundial. Lo que interesa es la singularidad y la calidad de producto y ficciones como las del Incaa tuvieron presupuestos muy acotados pero contaron algo diferente y atractivo”.

Por su parte, el filósofo y docente Darío Sztajnszrajber responsable del ciclo de filosofía para jóvenes, “Mentira la verdad”, donde busca reflexionar sobre distintos conflictos existenciales a través de conceptos teóricos y representaciones ficcionales, arriesgó a Télam que la nominación a su programa “demuestra que se puede hacer una TV profunda y entretenida, encontrando nuevos contenidos en lugares históricamente reticentes al mundo de la TV”.

“La filosofía puede brindarle a la TV -celebró- posibilidades de relanzamiento de nuevas perspectivas, nuevos formatos y nuevos intereses. Se rompe así la unidireccionalidad que marca que el que accede a la TV solo busca entretenimiento. La TV como nuevo `ágora` de nuestros tiempos es un espacio mucho más amplio, donde pueden convivir diferentes propuestas”.

Sztajnszrajber añadió que “en esta renovación de la TV, creo que los ciclos culturales y educativos que no se pelean con el formato televisivo, sino que lo transforman y se transforman, han podido generar atención y audiencia”.

Julio Chávez, protagonista de “El puntero”, festejó la nominación al unitario “porque es un producto que llevó mucho tiempo de trabajo a un equipo de personas. Y fue muy exigido, muy arriesgado y muy placentero a la vez”.

La serie producida por Pol-Ka, dirigida por Daniel Barone y escrita por Mario Segade, “gracias al Emmy vuelve a colocarse en un lugar vivo, actual, presente y competitivo”, resaltó a Télam.

El actor y director consignó que lo que generan los Emmy “es un lugar muy importante artísticamente y en términos de producción y está bueno dar a conocer allí a un producto hecho por nosotros, con una identidad muy nuestra y con una impronta bien argentina”.

El creador, que actualmente protagoniza la obra teatral “La cabra”, que desde enero desembarcará en la temporada marplatense, evitó referirse a las lecturas políticas generadas por el programa porque, sostuvo, “mi compromiso con `El puntero` fue artístico y no político”.

“El arte y la política -abundó- son dos espacios fuertísimos y creo que `El puntero` puede ser tomado y pensado desde diferentes espacios y utilizado como herramienta de reflexión”.

En Cannes, donde se anunciaron las nominaciones a los Emmy, Julián Rousso, presidente de la productora Anima que generó el documental “El escape de Hitler”, recordó a Télam que “el investigador y quien conduce el documental es Carlos de Nápoli con quien ya habíamos trabajado en varios documentales que hicimos sobre el nazismo y que falleció a fines del año pasado, por eso fue muy emocionante alcanzar esta nueva nominación”.

Anima ya tuvo otras dos nominaciones a los Emmy por “Pancho Villa, aquí y allí” (también en coproducción con History Channel) y “Confesiones de un sicario” (para el canal Infinito de Turner), pero este envío dirigido por Matías Gueilburt podrá verse a través de History Channel el domingo 28 de octubre a las 16.

Fuente: Télam.

468 ad